Soy mamá y quiero lo mejor para mi bebé

Una cosa es ser médico y otra muy distinta ser mamá y médico, esta nueva situación literalmente TE CAMBIA EL CHIP; te das cuenta que aquella madre angustiada que fue a las tres de la mañana a la emergencia por un cólico de gases; por congestión nasal; y que a nosotros nos parece algo trivial pero a ellas  es el fin de mundo; lo entiendo perfectamente; es que cuando eres mamá el chip cambia; ahora algo que estuvo con nosotras y sale de nosotras merece lo mejor. Dale a tu bebé un médico con el que puedas conversar y despejar todas las dudas que tengas sobre su cuidado; no dejes en manos de la persona que vende en la botica o de la vecina, lo más importante para ti, tú bebé.